La nube, un destino preferido para los negocios

Publicada en Publicada en Artículos Publicados

El desarrollo de la computación en la nube objeto de un informe de BSA

 

El cloud computing o computación en la nube esta creciendo en forma exponencial en los diferentes países y ya no se lo considera una tendencia sino una necesidad.

Este tipo de procesamiento y manejo de información necesita de un conglomerado de regulaciones específicas para su desarrollo, por esta la razón la Business Software Alliance(BSA)  elaboro un informe sobre cloud computing donde Argentina –según el informe- se encuentra en el puesto 15 de 24 países.

A una entrevista exclusiva que pudo acceder Redusers con el vocero de la BSA, el Dr. Martin Carranza Torres, mencionó algunos aspectos importantes del informe “Puntuación Global de Nube” y también las posiciones sobre temas como las legislaciones de propiedad intelectual recientemente impulsadas en diferentes países, las tecnologías del almacenamiento, consumo de energía y el tratamiento de datos personales en la nube.

Las razones del informe

El estudio realizado -el primero de su tipo- evalúa las leyes y reglamentaciones en países que juntos representan el 80 por ciento de la tecnología de información y comunicación del mundo y evalúa sus políticas en siete áreas: privacidad de datos, seguridad digital, crimen digital, propiedad intelectual, interoperabilidad tecnológica, armonía legal, libre comercio e infraestructura de TI.

“Los verdaderos beneficios de la computación en nube están en larga escala,” afirmó el presidente y director ejecutivo de la BSA, Robert Holleyman. “En una economía global, debería ser posible obtener la tecnología necesaria para el uso personal o comercial usando servidores en cualquier lugar del mundo. Pero son necesarias leyes y reglamentaciones que permitan la libre circulación de datos a través de las fronteras. Actualmente, varios países tienen demasiadas reglas presentando obstáculos para el tipo de circulación digital de servicios que realmente deseamos.”

Argentina y su calificación

– ¿Argentina tiene normas muy altas o bajas que imposibilitan el desarrollo del tratamiento de datos en la nube?

MCT: Dentro de la región latinoamericana fueron objeto de estudio México, Brasil y Argentina y Argentina se elige por ser una de los países con mayor penetración en banda ancha, junto a Brasil, pero pese a eso Argentina queda en una posición mundial poco apreciable pero con algunos puntos altos en materia de seguridad o legislación.

Argentina esta muy bien calificada en datos personales, por el contrario Brasil no tiene buen desarrollo de su legislación, de hecho Brasil, China e India son los más bajos del estudio.

En propiedad intelectual Argentina no esta bien en el índice de Piratería y esto apunta específicamente si en desarrollos específicos y si van a tener las condiciones para proteger a los titulares de contenidos que realizan inversión en determinada tecnología y para la BSA El objetivo es la generación de un medioambiente digital, legal y seguro en materia de cloud computing.

La Ley SOPA y la propiedad intelectual

– ¿La postura de BSA sobre propiedad intelectual fue proactiva o reactiva?

MCT: BSA fue muy critica a las leyes SOPA, la libertad de expresión es importante  y no hay ninguna posibilidad que para para proteger un derecho tengamos que eliminar las libertades básicas con las cuales la comunidad convive. Este fue el aporte a la discusión de las leyes en EE.UU. por parte de la BSA.

– Amplificada por las leyes SOPA, PIPA, ACTA, OPEN y otras que se impulsaron y se están desarrollando en el mundo existieron voces que plantearon el fin de la propiedad intelectual¿La propiedad intelectual impide o dificulta la difusión de la cultura?

MCT: No estamos de acuerdo, es gracias a la propiedad intelectual que existen los niveles de difusión de la cultura que actualmente existen y si estamos aquí es porque ha existido el incentivo privado para el desarrollo de estas tecnologías. El desarrollo de empresas que posibilitaron también el desarrollo de internet es gracias a la propiedad intelectual.

– Sobre los términos utilizados en el informe como piratería, ¿como lo consideran a esto y cual es la posición sobre el término?

MCT: El leguaje es mas espontaneo que el derecho y la significación de un determinado término cambia sustancialmente de un lugar a otro. Una empresa que sabe la diferencia de precio entre un software libre y uno con licencia y decide piratear, no tengo otra manera de calificar que como pirata. El mayor volumen de piratería están en la empresa, el problema de piratería es piratería, no es semántica. Hay que datar un salto en la comunicación y para que no todo sea igual, donde los distintos sean distintos y los iguales sean iguales.

El problema de BSA va a seguir siendo la piratería. En quince años y con más de doscientas acciones anuales contra usuarios finales no se hicieron acciones contra ningún usuario casero. Esto no pasa en la industria del software.

La sustentabilidad de la nube

– ¿Se plantea desarrollar tecnologías para darle sustentabilidad a la implementación del sistema de la nube?

MCT: El tema de la energía es uno de los puntos críticos de la nube y el concepto de la nube en muchos aspectos ha estado impulsado por el deficiente sistema de energía de la computación actual. Las computadoras –unas y otras- tienen en comparación diferentes sistemas. El tema energía en el caso de la nube implica una centralización de los recursos y una descentralización de los accesos, con lo cual el manejo de energía puede ser mucho mas eficiente y una de las grandes razones por las cuales el cloud computing es inexorable. Ahora yo no necesito millones de computadoras conectadas con consumo de energía sino muchos data center que manejen eficientemente la energía y que permitan el acceso irrestricto en un ámbito determinado.

La cuestión energética es absolutamente crítica junto con la seguridad y la conectividad, hay una infraestructura de nube que requiere de esas tres cosas.

– ¿Hay estándares para los sistemas de hard y soft de la nube?

MCT: Para esto se necesita una ley de Moore como la desarrollada por Intel en su momento, hay que trabajar a futuro mirando como mínimo a esa ley de Moore – para el cloud– que le dio previsibilidad y que surgió espontáneamente.

Conclusiones del estudio

Sobre las conclusiones presentadas podemos destacar dos cosas importantes que se resaltan las cuestiones de economía y la protección de la Unión Europea.

Las divisiones son notorias entre países como Japón, Estados Unidos y la Unión Europea que tienen bases solidas, tanto legales como regulatorios, para el apoyo al crecimiento de la cloud computing.

La BSA señala como algo preocupante que algunos de los países  económicamente bien posicionados también se están asimilando con leyes y reglamentaciones conflictivas por ejemplo – según resalta BSA- la Reglamentación de Protección de Datos, propuesta por la UE, que podría debilitar el potencial de escala y de impacto económico de la nube.

Los puntos a desarrollar

La BSA propone desarrollar una serie de puntos que permitirán el mejor desarrollo a esta tecnología y menciona entre los mas importantes para el tratamiento de datos en la nube a temas como el de proteger la privacidad de los usuarios sin impedir la libre circulación de datos y comercio, Promover prácticas de seguridad digital de punta sin exigir el uso de tecnologías específicas y desarrollar mediante incentivos inversión en banda ancha y acceso universal.

El desarrollo de la computación en la nube va a depender de varios factores, quizás uno de los más importantes es el desarrollo de políticas específicas para el tratamiento y seguridad de los datos personales cuando estos datos estén en la nube y de la rediscusión y vigencia de los derechos de propiedad intelectual.

Parece claro que los datos sensibles y el funcionamiento del cloud computing se desarrollará también con reglas claras donde los consumidores y usuarios de todos los niveles puedan verse favorecidos por el acceso y tratamiento a mejor y mayor numero de contenidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *