OPEN, un proyecto de ley con sistema abierto

Publicada en Publicada en Artículos Publicados

El proyecto de ley OPEN ¿será tan abierto?

Como todas las acciones generan una reacción y esa reacción da lugar a nuevos formatos – o no tanto – se esta trabajando en EE.UU en una ley de contenidos participativos denominadaOPEN (On Line Protection & ENforcement of Digital Trade Act) pero no hay que dejarse llevar por el titulo y definirla en forma estricta como una ley abierta.

El proyecto de ley OPEN es una alternativa con casi todas las mismas características que las retiradas SOPA y PIPA en lo que respecta a la propiedad intelectual con todas sus limitaciones.

Es un proyecto de ley que protege a los creadores y titulares de derechos en EE.UU por las violaciones que se pueden dar en internet pero que a la vez intenta mantener a la red de redes abierta y accesible.

Estos proyectos avanzan sobre los procesos jurídicos para responder a las violaciones creando organismos administrativos – técnicos- por fuera del sistema judicial y contra las  violaciones externas, es decir de sitios que operen fuera del territorio de EEUU.

Para el cierre de las web debe existir un proceso judicial que determine la infracción y se combina el accionar con el ataque al corazón de las webs que es su financiamiento mediante publicidad o sistemas de pago en línea.

 

OPEN utiliza la democracia participativa

 

El sistema llevado a cabo por los impulsores del proyecto es denominado Madison, en referencia a James Madison Presidente de EE.UU en el periodo de 1809 a 1817. Entre su pensamientos famosos, esta la que reproducen en el sitio del OPEN y sostiene que el  sistema del conocimiento siempre gobernara a la ignorancia (“Knowledge will forever govern ignorance; and a people who mean to be their own governors must arm themselves with the power which knowledge gives“).

Si bien se efectua una comparación con los proyectos de SOPA y PIPA en referencia a que estos eran proyectos cerrados y que no admitían la participación, el proyecto de ley OPEN es abierto solo para ciudadanos y para empresas de EE.UU. lo cual es lógico ya que se sumará a su proceso legislativo.

Los proyectos legislativos mencionados afectan no solo el desarrollo de internet en un país, lo extienden al resto por lo que cualquier modificación que afecte intereses en otros países –u otras jurisdicciones- deben impulsarse mediante tratados con la negociación efectiva de los diferentes bloques y países para desarrollar un verdadero proceso participativo.

 

De un lado Facebook y Google y del otro la Industrial musical y del cine

 

Las redes sociales utilizan para su desarrollo y para su masividad el sistema del SHARE (compartir) y el uso de propiedad intelectual es principal en estos sistemas, pero con los parámetros que ya manejan cuando se descubre un contenido que vulnera el derecho de propiedad intelectual con un aviso se puede remover. Hasta aquí es lo que conocemos ¿se necesita un proyecto de ley que reitere conceptos que se aplican como la vigente en EE.UU.?

En la actividad diaria de las redes sociales cuando una persona comparte una foto, una canción o un video si no cuenta con los derechos se comete una infracción pero cumpliendo con la notificación debida el contenido puede ser dado de baja.

En el proyecto OPEN no es todo tan bueno como parece por ser participativo o abierto, ya que se utilizan parámetros muy complejos para evaluar las situaciones de conflicto como por ejemplo “creencia razonable” y “evidencia creíble” para iniciar los procesos de investigación.

Si bien no se van a cerrar los sitios en forma rápida el proceso va a hacer foco en la suspensión de la publicidad y de los medios de pagos de los que se valga el sitio para funcionar generando un verdadero efecto de bloqueo al sitio. El resultado es el mismo en el caso del cierre que en el caso de tener una imposibilidad económica de continuar con la operación.

Michael O’ Leary de la MPAA (Motion Picture Association of America) en una declaración de fecha 11 de enero de 2012 sostiene que la ley OPEN es un intento de distraer la verdadera aplicación de la legislación creando un sistema lento e ineficaz para los titulares de los derechos en EE.UU. Otra de las principales críticas de esta organización es que no se pueden bloquear los sitios extranjeros que se determinen que son “piratas”.

La RIAA (Recording Industry Association of America) tambien ha opinado sobre el tema y sostiene que es una ley que no cuenta con la fuerza de los proyectos de SOPA y PIPA para poder dar de baja los sitios.

 

Otros proyectos en el mundo

 

Se sigue avanzando legislativamente en desarrollar proyectos de leyes que permitan ser más eficaces para los creadores y para los titulares de derechos de autor tales como el proyecto de ley LLeras en Colombia – archivada -; la ley Sinde en España  – en vigencia-; el proyecto de ley Döring Casar en México y otras tantas.

Todos estos proyectos y leyes avanzan en un solo sentido, aun el proyecto de ley OPEN que se olvida de muchos conceptos que es necesario desarrollar con mayor precisión como lo es la discusión sobre el avance de la tecnología y cual es el acompañamiento que debe cumplir el derecho con sus regulaciones.

Falta un debate complejo sobre los derechos de autor y la propiedad intelectual en general ya que nos muestra la casuística que luego del caso Megaupload faltan rediscutir muchos conceptos para lograr un verdadero equilibrio entre todos los actores del sistema para poder conseguir un desarrollo legal, cultural y social.

Para que el proyecto sea considerado abierto deberán intervenir en el diversos sectores para su construcción, creo que el esfuerzo es para destacar pero se debe abordar en mayor forma a la rediscusión y verificación de los costos económicos de la protección pretendida por los proyectos.

 

Guillermo Navarro

Abogado, Especialista en Derecho Empresarial y Propiedad Intelectual

Fuente: Redusers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *